Mick Jagger

Obviamente fui al recital de los Rolling. Y no es que sea snob -ya, un poco, sí- pero Mick entró al top 25 de cajón. Nunca lo había pescado hasta ahora. Vamos por parte viendo las razones de por qué Mick es el tipo de gallo que no teniendo muchísimo físicamente a favor lo tiene todo.
Mientras lo veía bailar y moverse por el escenario reflexioné profundamente sobre qué era lo que hacía que me dieran ganas de tirarle los calzones con mi número de teléfono y tal vez un par de propuestas indecentes garabateadas por ahí, de tatuarme su nombre en la mejilla izquierda y de haber entrado a un coro hace 10 años  y lograr tener una voz decente para haber compartido escenario (y algo más) con él (sí, cantó “You Can’t Always Get What You Want” con un coro chileno femenino). Lo primero que pensé fue: ¿es esto parte del “efecto escenario”? Sí y no. Con Keith me pasó algo muy-muy similar, pero no con la misma intensidad. Y los otros gallos simpáticos, pero si les tirara algo sería tal vez una cazuela. Lo que Mick tiene es que es una bestia sexual. Mick (ya, y Keith también) pertenece al grupito selecto de la gente que “lo” tiene.

Evidentemente no es el tipo de hombre que uno se da vuelta a mirar en la calle. Ni antes ni ahora. Antes (ver set de evidencias #1): cara de niño prepúber, un poco perdido en el espacio, flaquito. Ahora: un flaco con arrugas. A menos que ese sea tu tipo, pero seamos honestos: ese es el tipo que uno friendzonea a menos que tenga lo que tiene Mick.

Evidencias #1


Ya, ¿y qué tiene? Millones de dólares. No, es broma. Tiene personalidad. Tiene energía. Tiene esos pasos ridículos que lo hacen adorable. Tiene el descaro de vestirse horriblemente con camisas de colores chillones y que le salga bien porque tiene estilo. Hoy cuando lo vi con una capa de plumas rojas casi me desmayo. Con plumas rojas y todo lo pliego en 5 y me lo llevo debajo del brazo. Perdón, y ¿mencioné que este tipo estuvo saltando durante dos horas y media en un escenario y eso que tiene 72 años? (Ver set de evidencia #2). Y luego deleitarse con la evidencia #3. Y ya, como último recurso, cáchese este face-morph a lo largo de los años. Caso cerrado.

 

**Última foto, de cuerpo entero: exudando sex appeal como si nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s