Dale una vuelta: Preferencias raciales

Hace unos meses vi en Australia un capítulo de un programa llamado Insight que se emite en un canal público que se llama SBS -piensa en algo tipo Contacto-. El capítulo se titulaba Dating Race  y abordaba el tema de las parejas interraciales y las preferencias marcadas por cierto tipo de etnicidad al elegir un partner sexual y/o emocional. En Australia, siendo un país con una historia de inmigración racial súper intensa, es bien patente: es muy frecuente ver parejas interraciales de australianos con asiáticas, por ejemplo. Al mismo tiempo, hay muchas comunidades de inmigrantes que sólo se relacionan entre sí. En Chile, creo, recién está empezando a surgir. El programa está en inglés y para el que pueda ver la discusión, se lo recomiendo 100%. Para los que no, les resumo un poco de qué se trata:

– El programa explora las citas interraciales y el amor intercultural, además de examinar lo que la ciencia y la sociología proponen respecto de a quiénes escogemos como nuestras parejas sexuales, analizando si los estereoptipos raciales están en juego y si es que tienen algún impacto.

Las preguntas que uno puede plantearse (o replantearse) son:
– ¿Gravitas hacia un tipo determinado de persona a la hora de escoger salir con alguien?
– ¿Cuáles son los factores que hacen que una persona resulte deseable?
– ¿Es racista preferir salir con un cierto tipo de raza por sobre otra?
– En el caso de preferir salir con un determinado tipo racial, ¿cuánto de objetificación del otro hay de por medio? ¿Es un fetiche o una fantasía? ¿Hay un prejuicio en contra o a favor que estereotipa a cierta raza?

Un estudio hecho por los sociólogos Jennifer Lundquist y Ken-Hou Lin de la Universidad de Massachusetts encontró que en el contexto de las citas online la gente tiende a contactar a alguien de la misma identidad racial que a la de ellos mismos. Los resultados también expusieron una clara jerarquía racial en el proceso de respuesta:

Básicamente, las mujeres blancas prefieren salir con hombre blancos en vez de con hombres no-blancos,  mientras que los hombres blancos prefieren mujeres no-negras en vez de mujeres negras.

Ser de raza negra en el mercado de citas -y ser particularmente una mujer negra- significa que las invitaciones que uno haga serán en su mayoría ignoradas. El único grupo que responde regularmente a hombres y mujeres de raza negra son ellos mismos hacia sí mismos.

Las parejas interraciales comparten ciertas características en comparación con las parejas de igual raza: tienden a ser más educadas, pero porque tienen más exposición. Es decir, viven en ambientes urbanos, en ciudades grandes, donde están expuestos a personas con distintos orígenes.

Las lesbianas se parecen en sus eleccciones a los hombres blancos: son más abiertas a elegir a alguien de raza diferente, mientras que los gays tienden a elegir a gente más parecida a ellos mismos.

Ser de raza mixta puede ser positivo para las citas online porque es una apuesta algo más segura: estás siendo abierto de mente, te interesas en alguien distinto a ti, pero no tan distinto a ti como para que sea de una raza completamente distinta.

La gente tiende a decir que tiene ciertas preferencias raciales, pero en la práctica resulta que eso no coincide con su comportamiento porque al parecer en persona se dan cuenta de que esa idea era un estereotipo. Las preferencias, finalmente, son producto de un proceso interactivo.

 

 

Otros puntos de vista:

Dr Ian Stephen, Macquarie University
Desde una perspectiva evolutiva sentirse atraído a alguien es una manera de encontrar una pareja adecuada, alguien sano que te puede dar hijos sanos. Tener hijos con alguien menos relacionado genéticamente contigo reduce las posibilidades de que tus hijos padezcan determinadas enfermedades.

Bill Von Hippel, psicólogo evolucionista
No hay base evolucionaria para sentirse atraído a alguien de una raza diferente porque en el marco de tiempo en el que estas preferencias se habrían formado nunca nos hubiésemos encontrado con nadie de una raza distinta. Es un privilegio del mundo moderno el poder conocer a alguien que pertenece a un grupo que vive a miles de kilómetros de nosotros. A mi edad, 10, 20, 30 mil años atrás yo solo habría encontrado gente de apariencia muy similar a la mía. Una de las razones por las que no hemos evolucionado para preferir otras razas, a pesar de vernos beneficiados genéticamente al hacerlo, es que no tenemos una historia evolutiva haciendo eso. Lo que pasa ahora es que simplemente nos sentimos atraídos hacia la gente si personalmente los encontramos atractivos, si tienen características que estamos buscando.
No hay evidencia de que la raza sea un factor determinante al escoger pareja.

 

Enton Callander, Universidad de NWS (estudia relaciones interraciales en comunidad gay)
Podemos ser racistas frecuentemente sin querer. Debemos preguntarnos: ¿estamos reproduciendo una jerarquía y marginalizando a la gente que ya está al margen cuando elegimos salir con una raza y no con otra? El contrargumento de esto es que cuando vemos que la gente tiene relaciones interraciales encontramos los mismos tipos de dinámicas de poder. Hay tendencias cuando se trata de atraccción racial, y eso no pasa por accidente: se valoran  las identidades blancas y se devalúan las indias, aborígenes y asiáticas.

 

 

¿Qué opinas? ¿Hay alguna raza con la que no saldrías? ¿Qué ideas marcan esa preferencia? ¿Te fijas en la raza cuando buscas un partner sexual o relacional?

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s