Ser menos pelotudo

Es fin de año y todos sabemos cómo es: queremos arreglar durante el restito de año que nos queda todo lo que hemos hecho mal el año completo. De hecho, nos prometemos que el próximo año sí que seremos la mejor versión de nosotros mismos. Estamos TAN motivados que empezamos ahora mismo: llamamos a ese amigo  perdido, nos ponemos a reciclar, hacemos mandas de no tomar, los que no han ido en todo el año al gimnasio se ponen a correr. Y así.

Obviamente nunca funciona.
“Ser buenos” es un pésimo plan.
Y sí, ya sé, ¿qué tiene que ver eso con el sexo?
UN MONTÓN.

*

Pero antes de explicarles por qué “ser buenos” puede tener pésimos resultados en la cama, quiero justificar por qué tratar de ser buenos es una mala idea en general.

Creo que tratar de “ser bueno” es tan eficiente como calentar una prueba dos horas antes de darla: la expectativa de eficacia es alta -quizás ahora sí que sí memorice ese dato o entienda esa lógica que nunca entendí- y el resultado, sea cual sea, no tiene que ver con ese repasito del último minuto, sino con todo lo otro que hiciste antes.

Una de las ideas más románticas que tenemos es la de poder mejorar continuamente. Alan Watts -no, no es pariente, lamentablemente- lo explica bien, así que voy a resumir lo que él propone.

Tratamos la vida como un viaje, como si tuviese un propósito en sí misma: vamos del colegio a la universidad al trabajo al posgrado etc etc. El problema es que la vida no tiene una meta, un objetivo: no es como que un día te gradúes de “ser mejor persona”. Además, ese “yo” que quiere progresar es en sí mismo defectuoso, o sea que los intentos de ser mejor tienen intrínsecamente defectos / un punto ciego (y desde el taoísmo, lo bueno implica lo malo, entonces todo intento de ser mejor  trae aparejado el ser peor).

Entonces, dice Watts, qué pasa si en vez de tratar la vida como un viaje -con un destino, objetivo- la tratáramos como la música: disfrutamos a la música por lo que es, nos dejamos llevar. No escuchamos una canción para escuchar la última nota: la disfrutamos entera, cantamos y bailamos. Entonces, soltemos: en vez de hacer las cosas con un fin -meditar para ser iluminado, estudiar para el cartón- hay que hacer las cosas por lo que son -meditar porque te gusta meditar, estudiar porque te gusta estudiar…y una adición mía: ¡tirar porque te gusta tirar!-.

Ya, hasta ahí, Alan Watts (ídolo).

*

Ahora, si insisten -a pesar de todo- en querer ser buenos, salen más problemas al camino.

 “Ser buenos” es genérico, y como todos tenemos distintas apreciaciones sobre qué es ser bueno, todos esos esfuerzos quedan dispersos en microacciones con poquito impacto. A veces, todavía peor, hacemos como que sabemos lo que el otro espera de nosotros -le leemos la mente- y actuamos acorde a esa idea que más bien *nuestra* idea de lo que el otro quiere.

¿Entonces, tal vez la solución ser específicos? Ser buenos: tolerantes, cariñosos, considerados, amables, etc., etc. Hmm tampoco en realidad. Sé que no los voy a convencer de dejar de intentar ser buenos ahora ya, pero tengo una propuesta inversa para los duros de cabeza: en vez de ser buenos, apuntemos a ser menos pelotudos.

(Un ejemplo tonto: estás en el ascensor de la pega, vas medio atrasado y las puertas comienzan a cerrarse. Se acerca corriendo alguien y detienes el cierre. ¡Qué buena onda! Sí, excepto que para los otros 9 que estaban contigo en el ascensor es una acción arbitraria que ocupa su tiempo para tú te hagas el lindo haciéndote el generoso-paciente).

*

La RAE dice que un pelotudo es una persona “que tiene pocas luces o que obra como si las tuviera”. O como dice el aforismo de Lichtenberg: “hay ineptos entusiastas, gente muy peligrosa”. Se es pelotudo cuando uno actúa creyendo que la hace de lujo cuando en realidad las está cagando.

Un racimito de ejemplos:

– Un amigo anda detrás tuyo, pero no te gusta. No quieres hacerlo sufrir, entonces no le dices nada. Él, persiste, tú nunca lo cortas.
Versión menos pelotuda: lo cortas, le ahorras el gasto de energía y tiempo, y tal vez gracias a eso tiene cabeza para conocer a otra persona.

– Estás tirando y tu contraparte está haciendo algo fome o molesto o doloroso. Como no quieres herir su orgullo ni matar la onda del momento, no dices nada. Como no dices nada, sigue.
Versión menos pelotuda: le dices que no te gusta lo que está haciendo y se dedican a hacer a algo que les guste.

– Llevas años con tu pareja y no hablan mucho de sexo, ya se conocen, sería reiterativo, quizás hasta ofensivo o vergonzoso. Ah pero claro, hablas todos los días del trabajo (que es el mismo), de lo que almorzaste (igual a la semana pasada), pero no hablas todos los días de sexo? ¡Ni siquiera semanalmente? Qué curioso, ¿ah?
Súper pelotudo, po. Dios de los pelotudos. La conversa sobre sexo es continua. Así como cambias en otros ámbitos, también cambias sexualmente.

– Tu pareja / pinche / tiramigo es guapísima, pero para qué decírselo, si ya lo sabe.
Pelotudo-egoísta-poco-galante, te pasaste. El refuerzo positivo, la apreciación gratuita, es una de las cosas más lindas que puedes hacer por alguien. Así que si vas a partir por ser menos pelotudo, parte por acá: dile que te gusta, que te calienta, que te mueve, que te hace feliz. Es gratis y tiene un ROI del 100%.

*

Entonces, dos cosas:
1) Si puedes dejar de esforzarte en ser bueno y en cambio hacer, disfrutar, ser, soltar, do it!
2) Si no puedes soltar y tienes que aferrarte a algo, que sea a ser menos pelotudo. Sé consistentemente menos pelotudo, todos los días. Y tal vez un día caches que sólo puedes ser lo que eres, y sueltes.

Videos con lecturas de Alan Watts
– Music & Life (2min 22s): http://bit.ly/2i2Tx8K
– How to get out of your own way: http://bit.ly/2ilgYKT

 

workshop-4

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s