“Ya te dije que estoy bien, ¿o no?”: cómo identificar comportamientos pasivo-agresivos

 Esa amiga que de repente parece que se taima y te deja de hablar a pito de nada. Tu papá al que se le descompone la cara de rabia y nunca supiste qué dijiste para irritarlo tanto. O tu pareja que se compromete a ayudarte en algo -desde pasarte a buscar hasta limpiar el baño- e invariablemente llega tarde o posterga la tarea porque siempre hay algo más importante que hacer. Continúa leyendo “Ya te dije que estoy bien, ¿o no?”: cómo identificar comportamientos pasivo-agresivos

Tener miedo 

 Si de chico te hubiesen contado el tipo de cosas que te dan miedo ahora, te hubieras reído. Las hubieras descartado porque los miedos de los que hablamos los adultos suenan súper etéreos comparados con los de los niños. Miedo a que no te vaya bien en algo que te importa, miedo a que le pase algo a tus seres queridos, miedo al ridículo, miedo a que te dejen de querer. Continúa leyendo Tener miedo