Blog

“Ya te dije que estoy bien, ¿o no?”: cómo identificar comportamientos pasivo-agresivos

 Esa amiga que de repente parece que se taima y te deja de hablar a pito de nada. Tu papá al que se le descompone la cara de rabia y nunca supiste qué dijiste para irritarlo tanto. O tu pareja que se compromete a ayudarte en algo -desde pasarte a buscar hasta limpiar el baño- e invariablemente llega tarde o posterga la tarea porque siempre hay algo más importante que hacer. Continúa leyendo “Ya te dije que estoy bien, ¿o no?”: cómo identificar comportamientos pasivo-agresivos

Tener miedo 

 Si de chico te hubiesen contado el tipo de cosas que te dan miedo ahora, te hubieras reído. Las hubieras descartado porque los miedos de los que hablamos los adultos suenan súper etéreos comparados con los de los niños. Miedo a que no te vaya bien en algo que te importa, miedo a que le pase algo a tus seres queridos, miedo al ridículo, miedo a que te dejen de querer. Continúa leyendo Tener miedo 

LAS RELACIONES QUE IMPORTAN

Hay cosas que puedes ver una sola vez y que se quedan en tu memoria para siempre. Normalmente no entiendes por qué hasta que llega un momento en la vida en que ese recuerdo se activa nuevamente y ajá, ahí está: es como si tu yo te lo hubiese estado guardando todo ese tiempo para ese momento específico. (¡Gracias yo-del-pasado!) Me pasó con una intro de Seinfeld sobre la dificultad de hacer amigos pasados los 30: Continúa leyendo LAS RELACIONES QUE IMPORTAN

DISTORSIONES COGNITIVAS O “POR QUÉ LO PASAS TAN MAL”

¿Te ha pasado que habiendo tenido la experiencia de algo, ese “algo” no cobra peso real hasta que descubres que existe un nombre para él? Bueno, eso me pasó cuando aprendí en la universidad sobre las distorsiones cognitivas. Hasta el día de hoy me llama la atención que no se hable mucho de ellas, porque tenerlas en mente ayuda a tener una mejor calidad de vida. Así que decidí armar un resumen con ejemplos a prueba de cabezas porfiadas (como la mía y, tal vez, la tuya). Continúa leyendo DISTORSIONES COGNITIVAS O “POR QUÉ LO PASAS TAN MAL”

“ERES EL MOTIVO DE ALGUIEN PARA MASTURBARSE”

El otro día me topé con este post que es una variación del más vainilla y edulcorado “eres la razón de alguien para sonreír” y me gustó. Pucha que me gustó. Lo veo como una continuación de lo mismo, tal vez con más intención, un poco más de verdad. La frase original pretende hacerte sentir bien porque tú haces sentir bien al otro. La segunda, la parafraseada, también.

Continúa leyendo “ERES EL MOTIVO DE ALGUIEN PARA MASTURBARSE”

Cómo elegimos a nuestras parejas – Parte II

En la primera parte, después de mucho porcentaje y tendencia estadística que demuestra simplemente qué tipo de decisiones tomamos, los dejé con dos ideas que podrían explicar por qué las tomamos: ya sea porque el mundo es un espejo interno de nuestras aspiraciones, deseos, ganas, roles que queremos jugar, etcétera, o porque definimos nosotros mismos qué historias, amores, promesas o engaños nos merecemos. Continúa leyendo Cómo elegimos a nuestras parejas – Parte II

Cómo elegimos pareja – Parte I

He estado leyendo un montón sobre qué nos hace conectar con los otros emocionalmente y, en especial, al momento de buscar pareja. Lo que sigue es un resumen de las cosas que he ido descubriendo, un par de ideas y la invitación a pensar y a discutir. Va en dos partes porque da para largo. Continúa leyendo Cómo elegimos pareja – Parte I