Amores platónicos

Cuando era chica tenía una mejor amiga, F.: de cara redonda y pelo corto a la altura de las orejas, piel blanca y pecosa, dientes pequeños y ojos de un celeste deslavado que me parecía precioso y que, desde el fondo de mi corazón de 9 años, envidiaba.

Mucho más que mamá

Escribí hace poco sobre no ser mamá y de toda la responsabilidad que implica serlo. El camino contrario, o reverso, es el hablar sobre ser mamá. Pero eso ya lo han escuchado hasta el cansancio, ¿cierto? Así que quiero invitarlos a pensar desde otro punto de vista.

Me gusta tu cuerpo

Estábamos sentados en un bar decorado a lo cubano vintage, con hojas de palma, asientos de cuero, luces bajas, meseros de camisas blancas con bigotitos coquetos y corbatas humitas. Él tenía los ojos azules, el pelo castaño oscuro, ondulado, una barba de tres días, la piel blanca.

Sexo en transición

Sexo + Economía + Matrimonio + Liberación sexual femenina. He tenido este artículo archivado por meses porque no sabía cómo abordarlo. Lo políticamente correcto es quejarse y denunciar las ideas anticuadas -tengo un doctorado en No Estoy de Acuerdo-, pero lo más honesto y útil sería evidenciar la brecha. Lo que nos falta para dejarSigue leyendo “Sexo en transición”

Reciclaje y reutilización relacional

Que no se confunda: me encanta reciclar y reutilizar. En serio. Uno siente que se redime frente al mundo por generar tanto desperdicio continua e inevitablemente. Es un esfuerzo de cuidado, de conciencia. Estrellitas fosforescentes para todos los que lo llevan a cabo en su vida diaria. Pero con lo que no estoy de acuerdoSigue leyendo “Reciclaje y reutilización relacional”